Inmigración en España

Inmigración en España

Beth Strumpf, Chris Dinon, Cinthia Bonilla, David Adlai-Gail, Emily Roberts, Erica Roman, Melanie Salmon, Thelma Carrera, The College of New Jersey.

Antes de venir a España, ninguno de nosotros sabía que Alcalá de Henares tenía una población grande de inmigrantes. Alcalá de Henares es una ciudad que tiene 207.000 habitantes, de los que 44.459 son inmigrantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Esto quiere decir que un 21.13% de la población son inmigrantes. Estos inmigrantes provienen de 120 países de cinco continentes. Los primeros países de origen de los inmigrantes en Alcalá de Henares son Rumanía, Polonia, Bulgaria, China y Ucrania. En los últimos años, ha habido unos cambios notables en la población inmigrante. Hay menos inmigrantes en general, especialmente de Latinoamérica, aunque la inmigración de chinos y rumanos sigue aumentando. Estudiar sobre la inmigración en España nos dio una nueva perspectiva sobre la situación social en este país.

En Alcalá de Henares observamos que hay muchos inmigrantes chinos. Ellos tienen un papel muy importante en la economía de España.  Los chinos tienen acceso a cadenas de mercancía que les permite vender productos en España mucho más baratos que los productos de otras tiendas. Su influencia económica y social puede ser interpretada de varias maneras distintas y genera debate entre los españoles mismos. Las tiendas de los chinos están abiertas todo el día. Esto es conveniente para los españoles. Por otro lado, muchos españoles piensan que estos comercios chinos quitan clientes a otras tiendas.

En este curso también hemos conocido otra cara de alguien que muchos de vosotros conocéis: Iulia Vescán, profesora del Instituto Franklin-UAH quien enseña el curso de aprendizaje servicio. Nos contó su experiencia como inmigrante rumana en España. Iulia recuerda una juventud alegre. Se sentía cómoda e incluida con sus nuevos amigos españoles y, así aprendió el español rápidamente y se sintió parte de la cultura. Luego, Iulia se casó con un español y empezó su familia en Alcalá. Iulia se identifica como romañola: rumana y española, como muchos inmigrantes que se identifican tanto con su cultura del país de origen como la cultura del país de acogida. No todos se adaptan tan fácilmente.

La  mezcla de personas de diferentes países es especialmente evidente cuando enseñamos nuestras clases de inglés en CEPI, una organización que ayuda a los inmigrantes de Alcalá de Henares. Hay personas de Rumania, Dinamarca, Guinea Ecuatorial, Polonia, Colombia, Ucrania, y diferentes partes de España. Fue una experiencia que nos hizo reflexionar porque nuestro tiempo aquí es como un viaje, pero durante las clases en CEPI podíamos ver el contraste entre nuestras vidas y las dificultades que algunos tuvieron. Aunque los estudiantes aprendieron inglés de nosotros, nosotros aprendimos mucho de nuestros estudiantes también.

Durante una clase en CEPI, en la que nuestros estudiantes aprendieron el vocabulario del hogar, querían saber la diferencia entre “la casa” house y “el hogar” home. Les explicamos que “house” es el edificio donde uno vive, y “home” es donde uno se siente cómodo, el lugar donde uno cree que pertenece. Una señora rumana comentó, “Oh, entonces tengo mi home en Rumania y mi house en España.” Rápidamente, ella pudo entender la diferencia entre “home” y “house”. También nosotros pudimos entender mejor los sentimientos detrás de la identidad cultural de muchos de nuestros estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *